El ritual del limón

Algo tan simple, económico y tan rápido de hacer puede ser con el tiempo una bendición

Tenía muchos deseos de escribir sobre el limón. Cómo algo tan sencillo con el tiempo puede transformarse en toda una bendición. Un vaso de agua a temperatura ambiente o tibia, unas gotas de limón natural y listo. Obviamente no debe endulzarse.

El ritual consiste en tomar un vaso cada mañana en ayunas mientras conectas con la “purificación”. Se dice que quita la negatividad, pero prefiero centrarme en la limpieza.

Se trata de beberlo de a poco mientras siento que purifico a mis células de toda intoxicación. Como todo ritual tiene un simbolismo y es adjudicarle esta purificación no solo del cuerpo sino a tu mente limpiándola de todo pensamiento que influye en ti de manera poco constructiva.

Consiste en imaginarme que lo que bebo me limpia, solo eso. Pura intención. Más allá de que acompaña las propiedades que tiene el limón como son que purifica el sistema linfático y protege las células del envejecimiento.