Nerviosismo de la pandemia

Nerviosismo como resultado de la pandemia

No puedes hacer frente a lo inevitable, pero sí puedes mejorar el cómo transitas sus consecuencias

Sin duda el estado de nerviosismo, resultado de la pandemia es una de sus peores consecuencias. Al menos por ahora es imposible relajarse. Mantener la distancia social, el constante miedo al contagio. Incluso la propia carga que tenemos en el cuerpo después de tantos días de encierro hacen difícil no tener esta sensación corporal inquietante.

Si a esto le sumamos la negligencia de algunas personas que se nos acercan sin respetar el metro o metro y medio que hay que tener, nos mantienen en estado de alerta. No podemos discutir con ellos, pero tampoco podemos dejar que se nos acerquen tanto!!

Cómo hacemos entonces para evitar la tensión?

Algunas cosas que creo podemos hacer

  • Seguramente te causará gracia, pero la primera es alejarnos de los que se nos acercan sin consciencia. Esto no evita la tensión, pero si es un mal menor respecto al de enfrentarnos con quien incumple las normas.
  • Acepta tu estado. Si intentas no tener tensión fracasarás en la tarea, sobre todo porque la carga es constante sumado a que es absolutamente normal y natural estar tensos.
  • Darle un tiempo al problema. No te mantengas constantemente en averiguar novedades o hablando del tema. Intenta pausar la catarata de pensamientos que surgen cuando estás modo coronavirus, pandemia.
  • Elimina toxicidad. Esto incluye a toda persona que sea negativa, tremenda, fatalista. Aunque les tengas cariño, evita las charlas con ellas.
  • Haz ejercicio físico. Moverte es fundamental, camina, salta si te atreves corre. Baila!!!! El movimiento implica descarga así que si lo llevas acabo estarás acumulando tensión constante.
  • Respira y distráete. Ríete un poco, respira profundo, busca entretenerte.