LORD GANESHA,
EL REMOVEDOR DE OBSTÁCULOS

Ganesha

Esta imagen fue una de las primeras que compré. La busqué mucho para que conservara un aspecto más natural y no tan ornamentado como el que suele encontrarse. Esta deidad tiene cuerpo humano y cabeza de elefante.

Tiene sus mantras y sus rituales. Puedes escucharlo al final de este artículo.

Todas las ceremonias o fiestas hindúes se inician con un canto a Ganesha invocándolo, para asegurar que las mismas no tendrán ninguna dificultad al celebrarse. Algunos interpretan el nombre Ganesha (señor de los ganas) como Señor de las multitudes. También se lo conoce como se lo conoce como Ganapati, Vinaiaka, Vignesha.

En los cánticos se menciona a muchos de sus nombres, donde cada una de esas menciones invoca un aspecto diferente de la deidad. El Ganesha Purana  es un texto en sánscrito que trata sobre esta deidad.

Una de las historias acerca de su aparición dice que el Dios Shiva abandonó su hogar cuando Parvati estaba embarazada. Shiva después de un tiempo volvió y sin saber que era su hijo peleo llevándolo a la muerte. Parvati quedó sumamente afligida. Entonces Shiva para consolarla le prometió reemplazar la cabeza de su hijo con la del primer bebé que encontrara y que no estuviera en el regazo de su madre. Debido a que se topó con un elefante es que la cabeza de su hijo es de este animal.

Es también el patrono de las artes y de las ciencias.

GANESHA ABRE CAMINOS

Se lo invoca especialmente para que salgan bien los nuevos proyectos, en los inicios de algo. También atrae la buena suerte, protege el hogar u otros espacios y provoca que prime la sabiduría sobre la ignorancia. El elefante simboliza el conocimiento y la fuerza, características que se transfieren a quien invoca a Ganesha.

Para invocarlo repite su mantra

Om Gam Ganapataye Namaha

Conecta con él repitiendo su mantra sagrado. ‘Om Gam Ganapataye Namaha’ . Normalmente como para cualquier plegaria hindú, se pide que se repita 108 veces. Puedes armar tu altar con una vela, flores, incienso ….
Sé creativo, agrega dulces si te animas ya que se dice que a los dioses suelen gustarles.